Catalán - Castellano
cuéntanos
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
síguenos

Noticias municipales

PxC Ripoll denuncia la inseguridad y anuncia candidatura

PxC Ripoll denuncia la inseguridad y anuncia candidatura

01/09/2017 - Ripoll

Ripoll | Redacción.- Como es bien sabido, la policía catalana no está para ciertos retos, entre otras cosas porque no hay efectivos suficientes, ni formación específica, y por ende, experiencia para ciertos asuntos de gran calado como puede ser el terrorismo. Por lo tanto queremos seriedad, y más cuando estos retos exigen trabajar en algunos de sus pasos más allá de las fronteras, se convierte en un tema de Estado y como tal, es el Estado el que debe capitanear toda misión que tenga como objeto la investigación y todas sus pesquisas en cuanto suceden terribles hechos como los de Barcelona y Cambrils.

No se puede lidiar con la lacra del terrorismo del mismo modo que se empieza una carrera de caballos, esperando ver cuál de ellos es el más rápido, el que llega primero a la meta y el que se corona como el mejor.

A estas alturas ya es sabido por todos que la Guardia Civil tenía constancia  que en la explosión de Alcanar había posibles indicios de que no se trataba de un incidente de gas ordinario. El modo en que se desplomó el edificio, la manipulación de bombonas y pedazos de texto sospechosos, además de vecinos que manifestaban con toda seguridad que en ese inmueble vivían a modo de okupas uno o varios ciudadanos de origen magrebí, daban pistas de que podría haber ocurrido algo más que un simple escape de gas y  posterior deflagración. Se supo también de los viajes de los componentes de la célula yihadista trasladando una gran cantidad de bombonas de butano, mientras los Mossos d'Esquadra invertían recursos y energías en “estudiar” los perfiles de miembros de partidos políticos, buscar comentarios según ellos xenófobos y a través de la Fiscalía del Odio  meterlos entre rejas. Eso sí era grave, de gran interés y de especial atención policial, según los cargos políticos oficiales.

Pero había que demostrar que “l'autogovern del Procés” podía con todo y que no necesitaban ayuda de nadie. Gran error. Seguidamente llegó el atropello mortal en la Rambla de Barcelona, y por la noche y después de que el más alto mando de los Mossos manifestara que “no se temía por ningún ataque inminente”, se daba el mismo macabro guión en el paseo marítimo de Cambrils. Pero allí estaban los agentes de los Mossos para pararles los pies, unos agentes que supieron reaccionar rápido y de manera eficaz. Sin su acción, no sabemos cuántos cadáveres habrían regado las calles de Cambrils.

Los terroristas, tanto en estos casos mencionados como en los de Sant Just/Diagonal y finalmente Subirats (Alt Penedès), fueron los que llevaron la iniciativa, mientras las pesquisas para dar con su paradero eran del todo inefectivas al igual que las unidades especiales, que con sus caros equipos llegaron tarde en todos los casos, cuando los agentes a pie de calle hacían el trabajo. Estos agentes de calle estuvieron al pie del cañón aunque se les deba más de cuatro mil euros a cada uno por los recortes de estos años, mientras suma y sigue la factura para costear la aventura independentista. 

No sólo la dirección de los investigadores fue totalmente opuesta a los pasos seguidos por los terroristas, sino que no quisieron colaborar con el resto de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, cuando tendrían que ser estos los que tendrían que llevar a cabo la investigación del caso no solo por su condición de policía estatal y las competencias que les pertenecen, sino por su experiencia en el terreno, mucho más amplia, tras años de lucha antiterrorista.

Plataforma per Catalunya de Ripoll en fecha del 27 de julio de 2016 ya preguntó, a través de instancia al Ayuntamiento de la localidad,  por el movimiento de extranjeros en un equipamiento municipal donde pernoctaban, así como su estado y si habían pasado por algún filtro administrativo o policial. A día de hoy, aún no hay respuesta. El alcalde Jordi Munell parece no estar por la labor de procurar por la seguridad de su pueblo, parece que esconde información. Muy al contrario, su discurso hasta el momento no pasa de palabras vacías y estériles reuniones con paseíllos llenos de autoridades, intentando dar la imagen de grandeza y unión.

Ripoll está falto de policía, de seguridad, y no por falta de efectivos, pero sólo cuentan los que dependen de la autoridad de la Generalitat para hacerlo todo y no se llega a cubrir todo, como ha quedado patente. “Los otros” no cuentan, y es un monumental error. Los yihadistas campan a sus anchas por el pueblo pasando inadvertidos porque nadie los vigila. La demente carrera de caballos tiene que terminar sin más dilaciones, siendo necesario el unir la información y la cooperación entre cuerpos de seguridad y darle al ciudadano esta seguridad que merece. 

Plataforma per Catalunya, como viene demostrando en los pueblos y ciudades donde tiene representación, seguirá trabajando para mejorar esta situación. En localidades como Ripoll quienes nos han necesitado nos han tenido a su lado, aun sin tener representación en el consistorio. Por ello y con vista a mejorar esta situación mucho más, PxC presentará su candidatura en Ripoll en las elecciones municipales previstas para 2019, tal como ya hizo en el año 2011, cuando obtuvo un representante, y en el año 2015 que por circunstancias políticas no pudo reeditar su asiento en el consistorio.

Por el bien y la seguridad de nuestro pueblo.

Enviar noticia por correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir esta noticia
Darme de alta Darme de baja

Blogs

PxC a Youtube