Catalán - Castellano
cuéntanos
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
síguenos

Noticias en Cataluña

Junts fem força

Junts fem força

13/03/2014
Algo está cambiando en Plataforma per Catalunya, y parece que para bien. La salida de su anterior presidente ha aliviado la imagen que el ciudadano de a pie tenía de la formación identitaria catalana. Han acabado las salidas de tono y el doble juego ideológico al que jugaba el fundador del partido.

Para acercarnos un poco más a la nueva PxC traemos a nuestras páginas a Robert Hernando, Secretario General de la formación y una de las personas mejor colocadas para dirigir PxC hasta las instituciones catalanas y españolas. Como podrán comprobar, Hernando responde con claridad meridiana a nuestras cuestiones.

La salida del anterior presidente de PxC ha traído cola ¿Era necesario el cambio? ¿qué estaba fallando en PxC?

El relevo en la presidencia se aprobó por unanimidad de los presentes en la reunión del Consejo Ejecutivo celebrada el pasado 8 de febrero. Este amplio acuerdo da cuenta del sentimiento generalizado que había en el seno del partido de la necesidad de abrir una nueva etapa en la que tenga cabida el debate y las decisiones se tomen de manera consensuada.

Nuestro mensaje y nuestro compromiso con los valores que representamos permanecen invariables, pero deben estar en sintonía con una actitud coherente y una imagen alejada de estridencias. Lo que no podíamos permitir es que el trabajo que hacen nuestros delegados y concejales con mucho esfuerzo y horas a pie de calle se viese eclipsado por las salidas de tono o las incoherencias de una persona a la cual se la había comido su propio personaje, esto unido a una serie de movimientos económicos que detectó el tesorero precipitaron la destitución. Ahora le toca aclarar estos movimientos, la pelota está en su tejado pero no por mucho tiempo más.

También se ha conocido la salida del Secretario de Relaciones Exteriores de su formación ¿podría explicarnos brevemente los motivos?

El anterior secretario de relaciones internacionales tenía una visión sobre Cataluña distinta a la hoja de ruta que ha marcado el partido, por lo tanto, Plataforma per Catalunya no era el lugar indicado para defender sus ideas. Él estaba a favor de la consulta secesionista y el partido no. Nosotros somos un partido identitario catalán pero siempre dentro de España, consideramos que defender el catalán es tan español como defender el castellano. No obstante fue Anglada de forma unilateral el que decidió abrirle expediente.

Parece que ustedes encaran el futuro con optimismo como se desprende de su último Consejo Nacional ¿Es así?

Dentro de Plataforma se respira mucha ilusión. El propio Consejo Nacional sirvió como reencuentro para mucha gente que se había distanciado y que ha vuelto a abrazar de nuevo el proyecto. Nuestro camino es de pasos cortos y mirada larga, nada ni nadie debe apartarnos del objetivo prioritario que es ganar representación en las municipales de 2015. La unidad y buen ambiente que se respira a día de hoy en el partido jamás la había vivido desde mí llegada en 2010.

¿Cuáles son los próximos pasos que seguirá PxC?

En el ámbito organizativo estamos dotando al partido de democracia interna y potenciando que los militantes asuman el protagonismo que merecen. En lo político queremos asentar las bases para trabajar en la creación de un movimiento social identitario que trascienda lo estrictamente político para transformar nuestro programa en realidad.

Seguiremos con nuestras campañas a pie de calle, algunas de ellas solidarias como las recogidas de juguetes, de tapones solidarios o de alimentos para la gente de casa. Por realizar estas acciones se nos acusa de xenófobos o racistas. No logro entender por qué una persona que monta una ONG para ayudar a Etiopia o a Colombia es un solidario o un cooperante y en cambio si decides ayudar a la gente de casa eres racista. Este tipo de demagogia barata es la que combate y quiere seguir combatiendo PxC y para ello estamos preparados. Muchos hemos decidido dejarnos los mejores años de nuestra vida en este proyecto, ese es nuestro compromiso y así lo demostramos.

A nadie se le escapa que usted sería la persona idónea para hacer frente al futuro tan complicado que se le viene encima a PxC con las próximas elecciones municipales y autonómicas en el calendario ¿Qué opina?

Hasta ahora Plataforma per Catalunya ha tenido una única cara visible, pero vamos a cambiar esta dinámica.

Queremos explotar nuestro potencial como grupo, porque este es un proyecto que sustenta sobre el esfuerzo de muchas personas que han estado eclipsadas, y que son los artífices de los éxitos cosechados hasta ahora. En el futuro, a medio plazo, las elecciones locales del próximo año se presentan como una gran oportunidad para seguir afianzando nuestra presencia en toda Cataluña.

Debemos empezar la casa por los cimientos, y esto pasa por consolidar nuestra fuerza en los municipios en los que contamos con representación y dar el salto a municipios tan importantes como Terrassa, Reus, Cornellà de Llobregat , Rubí, Mollet o Granollers por poner algún ejemplo. Yo estaré donde el partido quiera que esté o donde mi vida profesional fuera de la política me lo permita.

Con el anterior presidente uno nunca sabía a qué atenerse con su discurso cambiante, ya fuera en Madrid o Barcelona ¿Cuál es el suyo? ¿Se tomará usted alguna fotografía con la estelada?

La tradición hispánica de Cataluña no puede someterse a una votación que abra las puertas a la secesión, porque compartimos una serie de lazos históricos, culturales, y más recientemente familiares, con el resto de comunidades que forman España. No entiendo tampoco el bloque constitucionalista como si la constitución fuese un dogma de fe, es un error garrafal basar la unidad de Cataluña con España únicamente en el texto constitucional, así nos va.

Cataluña forma parte de España desde hace más de 500 años, incluso socialmente los lazos son anteriores. Aquí se habla del 1714 como si hubiese habido una guerra de secesión en lugar de una guerra de sucesión. Que posiblemente me gusta más el modelo de España de los Austrias que la de los Borbones, pues sí, y que la de los Borbones actuales por descontado.

La bandera que nos une a todos los catalanes es la cuatribarrada, y en algunos municipios en los que el secesionismo pretende suplantarla por sus esteladas ya hemos puesto en marcha una campaña para salvar la senyera. La estelada es una bandera fratricida que siembra la discordia y alimenta una división absurda y artificial.

¿Por qué cree usted que algunos medios y desde determinados estamentos se empeñan en encasillarles a ustedes como un partido de ultraderecha?

En algunas cosas seguramente estamos a la derecha de la derecha, en seguridad ciudadana o en inmigración, pero también a la izquierda de la izquierda en temas como la justicia social. Es decir con un gobierno de PxC jamás se habrían hecho las regularizaciones masivas de inmigrantes que hizo el PP, ni tampoco se habrían dictado leyes de desahucios exprés como la que hizo el PSOE. Si ser de ultraderecha es ser más liberal, más globalizador pues rotundamente no, es que ni tan solo me puedo considerar de derechas en este tema. Lo que me parece de ultraderecha es cargarse la sanidad o la educación pública, lo que es ultraderecha es inyectar a los bancos 100.000 millones de euros de dinero público a la banca para que sigan estafando a nuestros abuelos con las preferentes o dejando en la calle a familias enteras por no poder pagar la hipoteca. Ser de izquierdas o de derechas son conceptos anacrónicos de gente corta de miras, a mi modo de ver es absurdo encasillarse en estos términos. Yo me considero lo que soy, social identitario y lo que pretendemos es trasladar a nuestra tierra el éxito que este movimiento ha cosechado en otros puntos de Europa. La derecha liberal y la izquierda mundialista siempre nos hallará en frente para combatirlos

Respecto al Front National en muchos aspectos es un gran referente para nosotros, pero no hemos tenido la oportunidad de acercar posturas. No estaban contentos ni con el anterior presidente ni con el anterior secretario de relaciones internacionales.

¿Nos podría explicar su relación con Partido por la Libertad?

Recientemente el nuevo presidente y el vicepresidente de Plataforma per Catalunya asistieron a un acto del Partido por la Libertad celebrado en Madrid. PxL es una formación hermana con la que compartimos valores y propuestas: los conceptos de comunidad y bien común, la soberanía nacional frente a la plutocracia, una economía social al servicio de las personas o el acceso prioritario de los españoles ante un puesto de trabajo, por ejemplo. José María Ruiz su presidente y José Ramón Hernández su secretario general son personas muy válidas que están haciendo las cosas bien, están empezando un proyecto desde el municipalismo que a mi modo de ver es como se apuntala un buen proyecto político. No tengo ninguna duda de que tenemos un futuro común más allá de las municipales de 2015.


¿Cree que es exportable al resto de España el éxito de PxC?

Sin duda lo es, porque una parte importante de la sociedad española se siente políticamente huérfana. Los partidos tradicionales han perdido la noción de la realidad y se han demostrado incapaces de ofrecer respuestas a unas problemáticas que en muchos casos han creado ellos mismos.

La gestión de los partidos que nos han sumido en una crisis terrible ha generado desilusión y hartazgo en una gran parte de la ciudadanía que se siente traicionada y castigada continuamente con subidas de impuestos, unos servicios públicos venidos a menos, precariedad laboral y una tasa de desempleo que afecta al 25% de la población activa.

El ciudadano de a pie espera que los partidos ofrezcamos soluciones con un lenguaje claro y entendible, sin eufemismos ni florituras y sobre todo sin falsas promesas.

¿Cuál es el estado de sus relaciones con otras formaciones políticas españolas?

Al margen de Partido por la Libertad no tenemos vínculos con otros partidos políticos españoles. Lo cual no quita que haya gente que esté haciendo un gran trabajo en otras formaciones como el caso de Rafa Ripoll en Alcala de Henares en temas sociales. Pero nuestro partido hermano es PxL. Obviamente nosotros nunca podemos tener vínculos con partidos que pidan cosas tan absurdas y estrafalarias como el boicot a los productos catalanes, para nosotros tan español es el cava como el Ribera del Duero.

Para ir acabando me gustaría preguntarle cuál es el estado de sus relaciones con los partidos europeos homólogos a PxC, sobre todo el Front National donde parece que estaban bastante enfadados con el anterior presidente…

Mantenemos una relación de colaboración con el FPÖ, el tercer partido más importante de Austria. Respecto al Front National en muchos aspectos es un gran referente para nosotros, pero no hemos tenido la oportunidad de acercar posturas. No estaban contentos ni con el anterior presidente ni con el anterior secretario de relaciones internacionales. Ahora obviamente nuestra labor es ganarnos su confianza con trabajo y esfuerzo. Quiero aprovechar para desearles toda la suerte de mundo en las próximas elecciones municipales que tendrán lugar a finales de marzo en Francia.

¿Tienen algún tipo de relación con el partido de Geert Wilders en Holanda?

No tenemos ningún vínculo con Geert Wilders, aunque podamos coincidir en algún matiz como la resistencia frente a la islamización de Europa. También podemos coincidir en este tema con el VB o la Lega Nord pero ellos son independentistas y nosotros no.

Me gustaría que usted enviara un mensaje a muchos españoles que se alejaron de lo que representaba PxC y que parece que tras la salida de su anterior presidente quieren retomar aquella cercanía.

Queremos tender la mano a quienes se distanciaron de este proyecto y generar ilusión para recuperar su confianza.
Desde Plataforma per Catalunya queremos reiterar que nos mantenemos fieles a nuestro mensaje y apostamos por un cambio de formas para transmitirlo desde la serenidad y el rigor, con argumentos sólidos y no a base de aspavientos y salidas de tono que rocen el frikismo.

Siempre nos hemos mantenido fieles a nuestros principios como defensores de la catalanidad dentro de una España unida, aunque nuestra fuerza está en nuestro eslogan: Primero los de casa y en la lucha por la tan ansiada justicia social. Pretendemos pilotar un partido social identitario que tenga representación en las instituciones públicas, en las anteriores municipales obtuvimos 67 concejales y nuestra misión es seguir creciendo desde el trabajo y la humildad y sobre todo cerca de la gente. Sólo pisando calle se puede hacer política tal y como la entendemos los hombres y mujeres identitarios de PxC. Bajo esas premisas básicas cualquier persona será bienvenida.

Enviar noticia por correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir esta noticia
Darme de alta Darme de baja

Blogs

PxC a Youtube