Catalán - Castellano
cuéntanos
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
síguenos

Noticias en Cataluña

PxC se opone a la acogida de más 'refugiados'

PxC se opone a la acogida de más 'refugiados'

30/06/2016

August Armengol rechaza la inmigración masiva que lleva a la 'gran sustitución' de la población europea por inmigrantes de todo el mundo. Los políticos les invitan a la fiesta y nosotros somos quienes la pagamos.

El Vendrell | Redacción.- El grupo municipal de Plataforma per Catalunya (PxC) se ha opuesto firmemente en el Pleno a la moción del equipo de gobierno (PSC-CDC-ERC) "en defensa de la acogida de las personas refugiadas", que en definitiva pedía la acogida de muchos más ‘refugiados’ y muchos más medios económicos para mantenerlos.

El discurso íntegro del concejal y portavoz de PxC en el Ayuntamiento, August Armengol, ha sido el siguiente:

"Hemos votado en contra de los refugiados en coherencia con nuestro posicionamiento del pasado mes de septiembre, en el que PxC ya manifestó que no se añadiría a ninguna de las medidas de apoyo a los refugiados mientras hubiera un solo vendrellense necesitado. Además, estamos orgullosos de haber sido el primer grupo político no sólo en Cataluña sino en todo el Estado, que nos manifestamos nítidamente en contra de esta nueva ola de inmigración masiva.

Mientras haya en el Vendrell alrededor de cuatro mil parados y familias pasando verdaderas necesidades que los Servicios Sociales no pueden atender, consideramos que no podemos ni siquiera contemplar la posibilidad de admitir que lleguen nuevos inmigrantes extranjeros a los que se les quiere ofrecer vivienda gratuita, agua, luz y gas gratis total, sanidad, justicia y educación gratuitas, un salario social más un plus por cada hijo y todos los servicios sociales a su entera disposición. Consideramos un insulto y una falta de respeto a la dignidad de los vendrellenses más necesitados y más castigados por la crisis económica que ahora el Ayuntamiento quiera traer más inmigrantes y mantenerlos.

Es evidente que ya no pueden entrar más inmigrantes con la excusa de que vienen a pagarnos las pensiones o a contribuir al crecimiento económico, porque eso ya no se lo traga nadie. En los últimos 20 años han entrado en el Estado 8 millones de inmigrantes que lo único que han conseguido es una rebaja de los costes de producción a costa de una sustancial rebaja de los salarios y de pérdida de derechos de los trabajadores, con más desempleo y más pobreza. Ahora, como la excusa económico-social ya no se la traga nadie, han encontrado el argumento humanitario para justificar las nuevas oleadas de inmigración descontrolada, que seguirán bajando los salarios y creando más pobreza en nuestro país.

Esta operación psicológica que apela a los sentimientos de la gente nos devuelve al pasado con el papeles para todos y a tener que aceptar nuevas oleadas de inmigración. La actitud irresponsable de los dirigentes políticos provocará un efecto llamada sin precedentes y entre los pretendidos refugiados políticos se seguirán colando como ya está demostrado, millones de inmigrantes económicos y también terroristas islamistas que pondrán en peligro nuestra sociedad y nuestras vidas.

Estas riadas de inmigrantes, además, atentarán gravemente contra nuestra identidad ya que el islamismo y la ley islámica o sharia es una cultura incompatible con la democracia y con Occidente. Mientras son minoría se pliegan a las normas pero extrayendo las mayores ventajas posibles; cuando empiezan a ser más imponen dobles criterios, uno para los musulmanes y otro para los infieles, y; cuando son mayoría imponen la ley islámica o sharia para todos. En esta crisis humanitaria sorprende que Arabia Saudí y los prósperos países del golfo no hayan acogido ni un solo refugiado dada su proximidad cultural, religiosa y geográfica.

Ningún Estado puede sobrevivir asumiendo todos los refugiados originados en todo el planeta ni nuestro pueblo no puede poner todos sus recursos públicos para mantener una masa creciente de inmigrantes que sólo benefician a las élites económicas.

Esta política neoliberal, al servicio del mundialismo, con recortes de derechos y soberanía, a favor de la inmigración masiva, sólo nos llevan a la 'gran sustitución' de la población europea por inmigrantes venidos de todo el planeta. Los políticos les invitan a la fiesta y las clases mediana con nómina somos quienes pagamos la fiesta".

Enviar noticia por correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir esta noticia
Darme de alta Darme de baja

Blogs

PxC a Youtube