Catalán - Castellano
cuéntanos
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
síguenos

Observatorio del Islam

larazon.es, 05/06/2017; La Policía había fichado a uno de los terroristas por su perfil islamista

larazon.es, 05/06/2017; La Policía había fichado a uno de los terroristas por su perfil islamista

06/06/2017

El perfil vuelve a repetirse: hijo de refugiados, criado en Reino Unido, radicalizado en suelo británico y con un comportamiento que ya había hecho a los vecinos alertar a las autoridades.

http://www.larazon.es/internacional/identificados-como-khuram-shazad-y-rachid-redouane-dos-de-los-terroristas-de-londres-HG15317725

CELIA MAZA/J.M.ZULOAGA | LONDRES/MADRID El perfil vuelve a repetirse: hijo de refugiados, criado en Reino Unido, radicalizado en suelo británico y con un comportamiento que ya había hecho a los vecinos alertar a las autoridades. Khuram Butt, de 27 años, casado y con dos hijos, fue identificado ayer como uno de los tres autores del atentado de Londres, que dejó el sábado siete muertos. Su perfil es muy similar al kamikaze que se inmoló hace dos semanas en Manchester, dejando 22 muertos tras un concierto para jóvenes.

Otro de los terroristas fue identificado como Rachid Redoune, de 30 años, marroquí y chef pastelero, casado con una escocesa y que había vivido durante un tiempo en Irlanda. También usaba el nombre de Rachid Elkhdar. Ambos vivían en Barking, al este de Londres. Al cierre de esta edición, se desconocía la identidad del tercer atacante, si bien se sabía que no era británico. Todos ellos fueron abatidos por los agentes.

Según Scotland Yard, Butt había sido fichado por el MI5 por su pertenencia al grupo extremista islámico al-Muhajiroun, prohibido en Reino Unido en 2005 tras el atentado contra el metro y los autobuses de Londres que causó 52 muertos. Fue investigado por última vez hace dos años, pero en la actualidad no había información que le señalara como una amenaza.

Aunque algunos vecinos le recuerdan como una persona afable que incluso les había invitado recientemente a una barbacoa en su casa, al menos dos personas alertaron con antelación a la unidad antiterrorista de la Policía británica sobre su radicalización. La primera, un ex amigo que, de manera anónima, explicó al servicio asiático de la BBC que el terrorista se había radicalizado viendo vídeos del predicador islámico estadounidense Ahmad Musa Jibril. «Hablamos sobre un atentado concreto y, como la mayoría de los radicales, tenía una justificación para todo. Ese día me di cuenta de que tenía que contactar con las autoridades», indicó. «Solía escuchar mucho a Musa Jibril. Yo he escuchado algo de él y es muy radical. Llamé a la línea telefónica antiterrorista y les conté nuestra conversación».

El ex amigo aseguró que su denuncia no tuvo consecuencias porque el que fuera su amigo no fue arrestado ni se le retiró el pasaporte británico. «Yo puse mi granito de arena, sé que muchas personas pusieron su granito de arena pero las autoridades no lo hicieron», denunció.

Por su parte, Erica Gasparri, una vecina del terrorista abatido, que es madre de tres niños, explicó que informó hace dos años a la Policía sobre el individuo porque creía que había intentado «lavar el cerebro» a sus hijos en un parque al intentar convertirles al islam y radicalizarles. La mujer alertó a las autoridades después de que dos de sus hijos llegaran a casa diciendo que querían «convertirse en musulmanes».

La Policía británica cree que Butt era el cabecilla de la célula y el que, en su caso, mantenía los contactos con el Estado Islámico en Siria, pero se desconoce cómo llegaron a entrar en contacto los tres terroristas. La célula, llamada por la banda yihadista «unidad de seguridad» en el comunicado en el asumió la responsabilidad de la masacre, está formada, por lo que se sabía al cierre de este edición, por individuos de distinta nacionalidad que vivían en la misma zona de Londres. Otro dato que se destaca es que el Estado Islámico, al igual que hizo en los atentados de París y Bruselas, haya utilizado un grupo de varios terroristas y no «actores» solitarios, como ocurrió en el atentado de Manchester y en el ataque de Westminster de marzo.

Los expertos consultados por LA RAZÓN no aciertan, al menos de momento, a interpretar lo que el Estado Islámico quiere decir al denominar a la célula «unidad de seguridad», pero dan por hecho que forma parte del plan que, tal y como adelantó reste periódico en su día, han diseñado para extender el terrorismo por Occidente a la vista de las pérdidas territoriales que sufre en las guerras de Siria e Irak. Al cierre de esta edición, seis mujeres y cuatro hombres seguían siendo interrogados en relación con el atentado en el que murieron siete personas. La Policía registró ayer dos domicilios en los barrios de Newham y Barking, ambos en el este, donde los agentes entraron el domingo en un piso y detuvieron a varias personas en relación con el ataque.

Los perfiles:

Khuram Butt, 27 años

Ciudadano británico pero había nacido en Pakistán. Aficionado al fútbol (era seguidor del Arsenal) y al culturismo, fue filmado por Channel 4 para un documental sobre el yihadismo hace un año, donde aparecía enfrentándose a un agente por desplegar una bandera del Estado Islámico en Regent’s Park. Según «The Daily Mail», el terrorista era hermano de un soldado británico. Ambos eligieron caminos muy distintos tras la muerte prematura de su padre, refugiado paquistaní. Butt intentó ir a Siria, pero fue disuadido por su familia, incluida su esposa, que se encontraba embarazada.

Rachid Redouane, 30 años

Afirmaba ser libio y marroquí y era desconocido para las Fuerzas de Seguridad. Tenía 30 años y, al parecer, había vivido en Irlanda, donde ejerció de pastelero junto a su novia, de nacionalidad escocesa. Ahora, la pareja vivía en el barrio de Barking, al este de Londres, donde se han llevado a cabo diversos registros y se ha arrestado a doce personas. La Policía reveló que Redouane se presentaba a sí mismo como libio, o bien como marroquí, y había utilizado la identidad alternativa de Rachid Elkhdar. Las autoridades no desvelaron la identidad del tercer terrorista, que sí sería un «viejo conocido» del MI5.

Demostrar que no hay seguridad

Publicaciones yihadistas hicieron un análisis del atentado perpetrado en Londres en marzo (Westminster) y señalaron que era una respuesta a la ostentación británica de que habían evitado numerosas acciones terroristas por sus medidas de seguridad, entre ellas las relativas a inmigración. «La operación rompió todas esas medidas de seguridad y demostró que no son una solución al problema (...) El ejecutor logró convertir las armas civiles en armas que permitieron el éxito, poniendo al gobierno de rodillas y avergonzar su seguridad. De hecho, es un mensaje importante para Gran Bretaña: afirmamos que no vamos a parar. Seguiremos luchando, no importa cuánto te fortalezcas e inviertas en tu seguridad, hasta que dejes a los musulmanes en paz».

Enviar noticia por correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir esta noticia
Darme de alta Darme de baja

Blogs

PxC a Youtube