Català - Castellà
explica'ns
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
segueix-nos

Observatori de l' Islam

elcomercio.es, 10/04/2017; El sospechoso del atentado de Estocolmo confiesa su pertenencia al Daesh

elcomercio.es, 10/04/2017; El sospechoso del atentado de Estocolmo confiesa su pertenencia al Daesh

11/04/2017

El detenido había anunciado el día anterior su intención de atentar en un chat de simpatizantes del Estado Islámico y lamentó haber matado a "poca gente". Los medios suecos le identifican como Rakhmat Akilov, quien había llegado al país en 2014 y era buscado por la Policía desde finales de febrero con una orden de expulsión.

http://www.elcomercio.es/internacional/union-europea/201704/10/sospechoso-atentado-estocolmo-confesado-20170410105152-rc.html

EFE | COPENHAGE El supuesto autor del atentado del viernes con un camión en Estocolmo, un solicitante de asilo uzbeko que tenía una orden de expulsión, ha confesado su culpabilidad y su pertenencia al Daesh, según han informado este lunes medios suecos.

"He atropellado a infieles", ha declarado el detenido, quien dijo haber recibido órdenes directas del autodenominado Estado Islámico (EI) desde Siria y reclamó el cese de los bombardeos en ese país, según el tabloide 'Aftonbladet', que no cita fuentes.

Tanto ese como el otro tabloide sueco, 'Expressen', identifican al detenido como Rakhmat Akilov, de quien las autoridades solo confirman que había llegado al país en 2014 y que tras ser rechazada su solicitud de asilo dos años después, tenía una orden de expulsión y era buscado por la policía desde finales de febrero.

Akilov tenía una dirección postal en un piso en el norte de Estocolmo, pero según los tabloides vivía en realidad en un suburbio en la zona sur en un apartamento con otros compatriotas en el que la policía realizó un registro y detuvo a varias personas el sábado.

Allí pasó las horas previas al atentado y se conectó con su móvil a una red inalámbrica, según "Aftonbladet".

Los tabloides suecos apuntan también a que Akilov, que el último año trabajó para una empresa de saneamiento, había realizado labores de reconocimiento antes del atentado, en el que arrolló con un camión a una multitud en una zona peatonal de la capital.

La policía ha confirmado que anoche se realizó un registro en Sollentuna, en la zona sur de la región de Estocolmo. La acción se desarrolló en una firma de saneamiento vinculada con el sospechoso, ya que estuvo empleado para una subcontrata suya varios meses y realizó después una entrevista de trabajo que no prosperó, reveló a 'Expressen' el propietario de la empresa.

Anunció su intención de atentar

El ciudadano uzbeko había anunciado el día anterior al atentado su intención de atacar en un chat de simpatizantes del Estado Islámico, y lamentó después del ataque haber matado a "poca gente".

El terrorista se comunicó con otros radicales rusohablantes antes y después del atentado, ocurrido el viernes pasado, a través del servicio de mensajería encriptado Telegram, según reveló la web rusa Politonline.ru.

Politonline ha publicado extractos de esas conversaciones tras conseguirlas de los administradores del canal 'Yihad' que opera en la aplicación de mensajería Telegram.

Al parecer, un día antes de atentar, el presunto terrorista contactó con un radical tayiko al que anunció su intención de robar un "vehículo grande" para usarlo como arma contra la gente.

"Mañana por la tarde quiero encontrar un vehículo grande para atropellar a la gente", escribió en un chat frecuentado sobre todo por tayikos que simpatizan con el Estado Islámico (EI).

También le pregunta a su "colega" sobre "cómo hacer una bomba" y le comenta que ya tiene "cerillas, acetona, gas para recargar mecheros, mecheros y tornillos". La conversación sigue el viernes, horas después del atentado en el que murieron cuatro personas atropelladas en el centro de Estocolmo por un camión conducido presuntamente por el supuesto terrorista uzbeko.

A la pregunta de "¿como estás?", el uzbeko lamenta haber matado a muy poca gente: "mal, he atropellado a unos cuantos en el centro de Estocolmo, el coche se desvió".

El presunto terrorista dice que grabó un vídeo del atentado y explica que está en el aeropuerto y que tiene intención de "escapar" de Suecia, pero el radical tayiko, en lugar de ofrecerle ayuda, le pide que cuelgue las imágenes en el chat.

Pese a que según el chat se encontraba en el aeropuerto, el supuesto autor del atentado fue detenido el mismo viernes en el suburbio de Märsta, donde fue apresado al comportarse de forma "extraña" dentro de una tienda, según informó el diario sueco 'Aftonbladet'.

Otra persona detenida

Del número indeterminado de personas que han sido retenidas estos días en relación con las distintas operaciones policiales en el área de Estocolmo solo dos permanecen ahora detenidas, el sospechoso y otra contra la que ayer se presentaron cargos, informó hoy un portavoz a la televisión pública SVT.

Las estaciones de metro y las calles de la capital continuarán con presencia policial reforzada durante Semana Santa, al igual que otras zonas estratégicas del país.

Las cuatro víctimas mortales del atentado han sido identificadas como dos ciudadanos suecos, un británico y un belga, aunque las autoridades no han dado más datos por respeto a los familiares.

Medios suecos apuntan a que uno de los muertos es una niña en edad escolar que había hablado por teléfono con su madre pocos minutos antes del atentado. De las nueve personas que permanecen hospitalizadas, dos se encuentran aún muy graves en cuidados intensivos, informaron hoy las autoridades sanitarias.

Suecia admite que no habría podido deportar al uzbeko acusado del atentado

Las autoridades suecas admitieron que el uzbeko sospechoso de cometer el atentado habría sido difícil de deportar por la situación en su país.

Uzbekistán es considerado una dictadura que viola los derechos humanos de sus ciudadanos, por lo que Suecia no expulsa a personas a ese país asiático, al igual que a otros.

"Es difícil deportar a gente a ciertos países que, o no aceptan el regreso de ciudadanos o, si los deportamos por la fuerza, se arriesgan a sufrir castigos. Hablamos de regímenes dictatoriales", declaró hoy el director de la Policía Nacional, Dan Eliasson, en una rueda de prensa sobre la investigación del atentado.

Eliasson reconoció que en Suecia hay "un gran número de personas" a las que se les ha denegado asilo y tienen orden de expulsión -más de 12.000, según han confirmado las autoridades- y señaló que ése es un problema que existe "en todos los países europeos".

Su solicitud fue rechazada en junio de 2016, en diciembre recibió un requerimiento para abandonar el país de forma voluntaria y, dos meses después, las autoridades migratorias trasladaron el caso a la Policía, que a finales de febrero de 2017 emitió una orden de búsqueda.

Enviar notícia per correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir aquesta notícia
Donar-me d'alta Donar-me de baixa

Blocs

PxC a Youtube