Català - Castellà
explica'ns
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
segueix-nos

Observatori de l' Islam

lavanguardia.com, 06/07/2017; Un informe acusa a Riad de financiar el terrorismo en el Reino Unido

lavanguardia.com, 06/07/2017; Un informe acusa a Riad de financiar el terrorismo en el Reino Unido

06/07/2017

El documento alega que el dinero saudí va a entidades yihadistas e imanes radicales

http://www.lavanguardia.com/internacional/20170706/423920532464/informe-arabia-saudi-financiacion-terrorismo-reino-unido.html

RAFAEL RAMOS | LONDRES Un informe demoledor sobre la promoción del terrorismo islámico por Arabia Saudí lleva meses escondido bajo llave en uno de los cajones del escritorio de Theresa May en Downing Street, sin que la primera ministra se atreva a hacerlo público por el escándalo que se montaría. Y porque el régimen de Riad es uno de los principales importadores de armas británicas, además del exportador mundial número uno de petróleo, y el comercio bilateral asciende a miles de millones de libras anuales. Allí donde hay dinero…

May ha hecho hasta ahora caso omiso a todas las presiones y llamamientos para que salga de una vez a la luz ese documento, encargado en el 2015 por David Cameron cuando la amenaza del terrorismo en suelo de este país parecía haber remitido, y antes de la reciente ola de atentados (Manchester, Westminster, puente de Londres). Pero lo que ni ella ni nadie puede impedir es que think tanks independientes hagan sus propios estudios al respecto, y los publiquen.

Theresa May se resiste a publicar un estudio del Gobierno sobre la promoción del terror con dinero saudí

Es el caso de la Sociedad HenryJackson, especializada en relaciones internacionales y cuyo objetivo es “el fomento de la democracia, el libre mercado y la ideología liberal”, y en cuya opinión “existe un vínculo claro y creciente entre grupos islamistas financiados desde el extranjero, imanes radicales y organizaciones yihadistas que promueven la violencia”. Y que Arabia Saudí es el patrocinador número uno del terrorismo (seguido de algunos emiratos del Golfo e Irán), y que da dinero a instituciones en el Reino Unido para alimentar la ideología wahabí, por mucho que lo niegue, y que Londres, Washington y otras capitales occidentales lo ignoren para obtener su crudo, albergar sus bancos y venderle armamento.

El Reino Unido y Arabia Saudí son uña y carne desde los años noventa, cuando Margaret Thatcher estaba en Downing Street y permitió que su hijo Mark orquestara (y cobrara una millonaria comisión) el mayor negocio de venta de aviones de guerra en la historia de este país. Hoy en día, con una tolerancia mucho menor al nepotismo y la corrupción, probablemente le habría costado el cargo a la Dama de Hierro. Pero eran otros tiempos…

Una de las primeras visitas de Theresa May tras ser nombrada de rebote primera ministra después del referéndum del Brexit fue a Riad. Y tan sólo el martes llamó por teléfono a Mohamed bin Salman para felicitarle por su nombramiento como heredero de la corona, y para reiterar “la fortaleza de las relaciones bilaterales” y –paradójicamente– “la importante contribu­-ción de Arabia Saudí a la lucha contra el terrorismo y el extremismo en la región”. Los propios funcionarios del Foreign Office explican en privado una realidad muy diferente.

La embajada saudí en Londres ha denunciado como “absolutamente falsas” las imputaciones

La embajada saudí en Londres ha denunciado como “absolutamente falsas” las acusaciones del informe, y ha recalcado que el país ha sido víctima de diversos ataques de Al Qaeda y el Estado Islámico, y “bajo ninguna circunstancia aprueba o respalda la ideología yihadista violenta y las acciones que se derivan de ella, y no cejará en sus esfuerzos hasta conseguir la aniquilación de esas aberrantes organizaciones”.

El informe de la Sociedad Henry Jackson ha sido presentado en un momento muy sensible, en medio del boicot a Qatar por parte de los saudíes, Egipto y sus aliados del Golfo (Emiratos Árabes Unidos y Bahréin), con el respaldo del presidente estadounidense, Donald Trump, con el pretexto de que “apoya el terrorismo”. Entre sus exigencias figura el cierre de la cadena Al Yazira, cuya visión del islam y noción del periodismo irritan sobremanera a Riad.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, ha pedido la suspensión de la venta de armas a Arabia Saudí y la “identificación de las redes que promueven el extremismo”.

Enviar notícia per correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir aquesta notícia
Donar-me d'alta Donar-me de baixa

Blocs

PxC a Youtube