Català - Castellà
explica'ns
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
segueix-nos

Observatori de l' Islam

elmundo.es, 22/07/2017;

elmundo.es, 22/07/2017; "Gracias a la Reconquista, Europa llegó al humanismo y a la democracia"

07/10/2017

Ignacio Gómez de Liaño: "Si Europa no es musulmana es por los siglos de la Reconquista. Gracias a España, Europa mantuvo su tradición cristiana que es lo que le permitió llegar al humanismo, al reconocimiento de que todos somos iguales, a la democracia... La Reconquista evitó que Europa viviera en regímenes de tipo islámico que condenan a la mujer, al apóstata..."

http://www.elmundo.es/opinion/2017/07/22/59723b8d22601ddf068b45bd.html

EMILIA LANDALUCE En El camino de Dalí cuenta que Gala le dijo que era la persona más inteligente de España.

            Eso lo decía Dalí, pero Gala me interpeló: "No le permita decir a Dalí que usted es la persona más inteligente de España. Diga que es el menos tonto". Tuve la suerte de hablar con Dalí de filosofía, de literatura, de pintura, de las artes de la memoria...

En uno de sus ensayos escribe que la Memoria Histórica es una contradictio in terminis.
La memoria no pretende tener objetividad y la Historia pretende ser una ciencia. Y una ciencia no puede ser algo personal. Debe intentar estudiar los fenómenos que han sucedido en el tiempo de la manera más objetiva posible. Es decir, memoria histórica no tiene sentido.
¿Y la ley de Zapatero?
Esas leyes siempre se hacen con intenciones ideológicas. No son nada cientificistas. Se trataba de engrandecer la II República, que históricamente fue un desastre. La ley impregnó los acontecimientos históricos de emotividad y por lo tanto de fanatismo. Y la consecuencia es que ahora hay más fanáticos.
Pasa algo parecido con el nacionalismo catalán.
Es inconcebible que en un país en el que no serían admisibles leyes que discriminasen a gente de procedencia china o de raza negra, admita partidos que discriminan a los españoles y cuyo objeto es sustraer al conjunto de los ciudadanos derechos fundamentales como es su soberanía. Ése es el gran defecto de la Constitución, un error en el que no han caído las cartas magnas de grandes democracias como Alemania, Francia... Francia no sólo tiene un País Vasco y una Cataluña, sino que además incluye Córcega, Alsacia-Lorena y otras regiones con identidades históricas mucho más fuertes, pero la ley no admite partidos nacionalistas independentistas.
Íñigo Errejón dice que hay que enamorar a los catalanes.
Dejemos esas retóricas baratas. Los populismos hablan de castas y de falta de igualdad..., pero si hay privilegios es por el sistema autonómico. El concierto vasco y el navarro son discriminatorios... Y ya no estamos en época de privilegios y discriminaciones. Eso es algo que deberían aprender los populistas.
A la más tonta de los españoles. Una nación es...
En la Constitución es el conjunto de los españoles en cuanto que son soberanos de este país. En el siglo XV, nación servía para referirse al lugar de nacimiento. Así, se decía malagueño de nación, o peñarandino de nación. Hasta finales del XVIII y el XIX no surge como término político según se puede ver en la Constitución de 1812. Políticamente, Cataluña nunca ha sido una nación, pues sus habitantes nunca han tenido soberanía sobre ese territorio, sino, como el resto de los españoles, sobre el conjunto de España, donde estaban políticamente integrados después de haberlo estado en el reino de Aragón.
Pedro Sánchez no explicó eso...
Es muy grave lo que están haciendo ciertos partidos de izquierdas: identificar un concepto político como nación con un sentimiento. Entonces ¿qué pasa, que los araneses o los propios barceloneses son otra nación si ese es su sentimiento? No se puede jugar con los sentimientos en política porque es lo que nos lleva a los totalitarismos.
¿Dalí que pensaría de esto?
Él detestaba a ese personajillo llamado Jordi Pujol. Estando muy enfermo Dalí, se coló en su habitación -porque nunca quiso recibirle- para intentar que cambiase su testamento y que en lugar de cederle su fortuna a España la legara a Cataluña. Y Dalí, aunque estaba entubado, se negó. Él, como Ramón y Cajal, pensaba que el nacionalismo surge por los intereses de las oligarquías que manipulan ese tipo de emotividad porque les permite asegurar su predominio.
¿Y cómo se arregla el problema?
No se puede permitir que haya una enseñanza que contraponga España a Cataluña y unos medios que hagan propaganda contra España con dinero público. Hay que hacer como los franceses y los alemanes: prohibir aquellos partidos que quieran sustraer derechos a los españoles.
No parece probable que Rajoy...
Pero hay que decirlo. Nuestra clase política está en unos niveles de democracia cavernarios. Eso de aceptar que haya regiones privilegiadas es propio de regímenes reaccionarios.
La paz social...
Una paz social falsa. Ahí nace la tontería de la plurinacionalidad. ¿España es plurinacional porque un 8% de los españoles se consideran nacionalistas? Entonces, una región como Cataluña en donde más de un 50% se siente español, será también plurinacional, ¿no?
Dicen... pues que les den un concierto como a los vascos.
Entonces que se lo den también a los andaluces, a los riojanos... O privilegios para todos o para nadie. Los gobernantes del resto de comunidades autónomas no pueden permitir que les sustraigan derechos. Y si los socialistas están a favor de las desigualdades, mal están los socialistas.
Durante el franquismo, El Capital se vendía muy bien. Era la edad del oro del marxismo.
Ahora vivimos la edad de oro del populismo con Podemos. A mí todo esto me recuerda a los años 20 y 30 con el nazismo, el fascismo y el estalinismo. Se presentaban como la solución definitiva de los problemas y luego se veía que representaban una regresión terrible. Podemos está en esa línea. Solo es retórica: remueven sentimientos muy primarios.
En sus ensayos escribe usted que no se debe ceder ante el nacionalismo.
Del mismo modo que los alemanes fueron las primeras víctimas del nazismo, los propios catalanes son víctimas del nacionalismo. No es casualidad que desde que gobiernan los nacionalistas, Cataluña haya dejado de crecer a mayor ritmo que el resto de España. Y culturalmente se ha convertido en un desastre. Ha dejado de ser el principal foco cultural. Eso son pruebas claras de lo letal que es el nacionalismo. El nazismo también obligó a exiliarse a grandes intelectuales como Thomas Mann o los filósofos de la escuela de Frankfurt. No había figuras intelectuales eminentes en el nazismo.
Bueno, tenían a Heidegger...
Un filósofo de cuarta categoría. Basta leer Ser y tiempo para darse cuenta de que no tiene ni pies ni cabeza. Claro que eso es algo que comparte con buena parte de la filosofía alemana. Kant y Hegel se especializaron en logomaquias incomprensibles, pura charlatanería pretenciosamente intelectualista. Eso ha fomentado que los profesores de Filosofía resuelvan los problemas con palabrería. El nazi Heidegger estaba en esa línea.
Usted dejó de enseñar en la Universidad.
El régimen actual ha burocratizado la actividad docente y ha rebajado los criterios de selección del profesorado. Ya no hay culto a la excelencia, sino envidia y rencor al que publica, al que investiga...
En el King's College de Londres los alumnos han presionado para que se quiten los retratos de sus fundadores y se sustituyan por un mural de la diversidad.
Eso es justamente lo que acaba con una civilización, porque las civilizaciones se mantienen por esas minorías selectas que han aportado conocimientos, ya sean científicos o filosóficos.... Y cuando ese patrimonio se liquida porque se quita a esas minorías el honor debido, esa civilización está perdida.
España como Occidente parece decidida a convertir su ser en motivo de continua reflexión.
Es importante la autocrítica. Lo que es peligroso es tener una visión ennegrecida de la propia historia. Por ejemplo, España ha hecho las mayores contribuciones a la Historia Universal. Si Europa no es musulmana es por los siglos de la Reconquista. Gracias a España, Europa mantuvo su tradición cristiana que es lo que le permitió llegar al humanismo, al reconocimiento de que todos somos iguales, a la democracia... La Reconquista evitó que Europa viviera en regímenes de tipo islámico que condenan a la mujer, al apóstata... Por otro lado, está el descubrimiento de América. Se creó un imperio que duró tres siglos en paz y progreso, mientras, en Europa, había guerras de religión provocadas por luteranos, calvinistas, puritanos...
El Ayuntamiento de Madrid puso una bandera indigenista el 12 de octubre...
Si Carmena hubiese leído algo más de Historia de América, sabría que el gran baluarte del Imperio español fueron los indios y mestizos. Un amigo mexicano dice que la conquista la hicieron los indios y la independencia, los españoles. Los que llevaron la batuta de la independencia fueron los criollos que llegaron a convencer a los indios y mestizos de que eso era lo que quería el rey de España [entonces había una gran confusión entre Carlos IV, Fernando VII y José Bonaparte].
¿Es posible el multiculturalismo con el islam?
El multiculturalismo es la añagaza del totalitarismo. En aras del multiculturalismo se acepta que se discrimine a la mujer, que se condene a muerte a los apóstatas y a los homosexuales... Lo que hay que exigir a todos los países es que acepten la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Eso es lo fundamental. Yo no voy a permitir que se golpee a una mujer en aras del multiculturalismo.
Pero a eso Europa no ha llegado.
Sí que ha llegado. En Francia están las zones urbaines sensibles en donde no está en vigor la ley francesa, sino la ley islámica que autoriza a los maridos a golpear a sus mujeres.
No se puede prohibir una religión.
Se puede prohibir hacer propaganda de una religión que va contra los principios de la democracia y los derechos fundamentales. Basta leer el libro de Adonis [Violencia e islam] o las declaraciones de Hirsi Ali para darse cuenta de que el islam está contra esos principios y derechos. Mahoma no fue sólo un supuesto profeta sino un caudillo que, desde la hégira, hizo una campaña militar cada siete meses
¿Entonces el islam no es una religión de paz como dijo Bush después del 11-S?
¡Qué estupidez! Para empezar, islam significa sumisión a Alá. Una de sus normas fundamentales es que hay que combatir a todos los no musulmanes hasta que todo el mundo se convierta.
Pero el islam moderado será posible
Con una condición: que se cambie radicalmente y admita la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Para los musulmanes es difícil. Ninguno de los países de la Liga islámica la admite.
En España algunos protestan cuando se celebra la toma de Granada.
Hay que leer a Serafín Fanjul y a Felipe Maíllo, que son grandes conocedores de la cultura árabe en España, para darse cuenta de que la convivencia pacífica de las tres culturas es pura fantasmagoría. Durante la ocupación musulmana en España hubo un estado de gravísima opresión... Hubo momentos pacíficos, pero eran los momentos menos islamistas. Cuando los gobernantes se apartaban del islam florecía la cultura, pero enseguida llegaban los almorávides, almohades, los benimerines... para acabar con eso. Y como dice Adonis, todos los poetas y filósofos importantes, como Averroes o Ibn Arabi, son herejes para los islamistas. Piense que cada año se traducen al español más libros que el total de los que se han traducido al árabe en los últimos 1.000 años. Y me pregunto: ¿por qué estas personas que elogian el islam no se van a vivir en países musulmanes? ¿O por qué Rita Maestre no asalta una mezquita? Pues el islam discrimina a la mujer y al diferente mucho más que la Iglesia católica
¿Qué pasará con el patrimonio de Dalí si Cataluña se independiza?
            Es para España, si el Estado no renuncia a ello, que tal y como están las cosas no me extrañaría. A Dalí se le revolverían las
            tripas.
Mejor que se lo quede su supuesta hija.
Dalí se hubiera reído porque es como una performance surrealista. Sacar a Dalí de su tumba... Y estudiar su ADN... ¡Con la importancia que él le daba en su pintura! Es que ni en sus delirios mayores se le hubiera ocurrido una invención artística tan delirante como ésa. Por lo demás, un disparate.
Supongo que no será optimista...
Los nacionalismos, el populismo, la incapacidad de los políticos... Eso me hace ser muy pesimista. Pero, por otro lado, pienso que la sociedad española tiene un fondo sensato, como se vio en la Transición. Si en ese momento tan trascendental hubo tanta cordura, por qué ahora no la va a ver si se hace una reforma de la Constitución para arreglar el Título VIII, terminar con los conciertos y con el caciquismo inherente a las autonomías. Creo que la sociedad española apostará por eso.

Enviar notícia per correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir aquesta notícia
Donar-me d'alta Donar-me de baixa

Blocs

PxC a Youtube