Català - Castellà
explica'ns
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
segueix-nos

Observatori de l' Islam

elmundo.es, 22/08/2017; El imam de Ripoll tenía una orden de expulsión que nunca se ejecutó

elmundo.es, 22/08/2017; El imam de Ripoll tenía una orden de expulsión que nunca se ejecutó

26/08/2017

El cerebro de los atentados, fallecido en Alcanar, salió de la cárcel de Castellón en 2014 con una orden de expulsión, pero la recurrió y un juez le otorgó el amparo. Los Mossos confirman que el imam de Ripoll murió mientras manipulaba explosivos.

http://www.elmundo.es/espana/2017/08/22/599b32e8468aeb2a388b45ad.html

QUICO ALSEDO/PABLO HERRÁIZ | MADRID El presunto cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils fue expulsado de España, pero nunca llegó a abandonar el país. Abdelbaki es Satty, el imam de Ripoll, fue objeto de una orden de expulsión de España que habría de cumplirse a su salida de prisión, en abril de 2014, según confirman a EL MUNDO fuentes de la investigación. Un juez la dejó sin efecto al recurrir Es Satty la orden por protección de derechos internacionales. La Delegación del Gobierno denegó el recurso, el Juzgado número 2 de lo Contencioso de Castellón le dio amparo y le permitió continuar en España.

Abdelkabi es Satty había sido condenado a cuatro años de prisión por delitos contra la salud pública -es decir, por tráfico de drogas-, y vinculada a dicha condena fue emitida la orden de expulsión. Así las cosas, a su salida de la cárcel de Castellón I, que se produjo el 29 de abril de 2014 según los datos de que dispone este diario, el ciudadano marroquí tendría que haber sido expulsado directamente del país.

Sin embargo, los representantes legales de Abdelkabi es Satty actuaron por dos vías ante esta orden, emanada de Delegación del Gobierno. Por un lado, presentaron recurso ante la propia institución. El motivo que invocaron fue la protección de los derechos internacionales de su defendido, una figura legal habitual.

Según fuentes consultadas en el Ministerio del Interior, la respuesta fue negativa: en septiembre, Delegación respondió que no había lugar a la invocación de ese derecho. Los abogados utilizaron una segunda vía: se fueron a la Justicia contencioso-administrativa. Y ahí sí que tuvieron más suerte. El juez que se encargó del expediente admitió los motivos invocados por el letrado del imam y el recurso contencioso-administrativo de Es Satty triunfó, lo que le valió para mantenerse en el país legalmente.

Para afianzar su condición de residente legal en España, los abogados de Es Satty llevaron a cabo una gestión más: solicitaron el asilo de su representado en España, con fecha de 29 de noviembre de 2014. Este diario no ha tenido acceso al contenido y la resolución de dicho expediente de asilo, pero abogados especializados en extranjería sostienen que esta solicitud es muy habitual en casos como el de Es Satty, aunque sea simplemente para legitimar aún más la presencia de un ciudadano extranjero en España.

Se movió con libertad en España y Europa

El hecho de que Es Satty consiguiera quedarse en España pese a la existencia de una orden de expulsión contra él no sólo facilitó que el ciudadano marroquí se moviera con absoluta libertad por este país, sino que pudiera moverse lógicamente por toda la Unión Europea y los 26 países que componen el denominado Espacio Schengen. Así, la Fiscalía de Bélgica confirmó ayer que el presunto líder de la célula de Ripoll estuvo en su país, pero no se le realizaron seguimientos por no estar fichado policialmente.

El portavoz del Ministerio Público belga confirmó así a Europa Press que las autoridades españolas han pedido información a la Fiscalía federal de Bélgica sobre el imam de Ripoll: «Estoy en disposición de confirmar que se han efectuado verificaciones a petición de las autoridades españolas», señaló.

Expertos de la lucha antiyihadista sostienen que el posteriormente erigido como imam de la localidad de Ripoll debía haber sido al menos controlado por el mero hecho de haber pasado por prisión, aunque fuera a causa de una condena por un delito común como es el tráfico de drogas.

La radicalización dentro de la cárcel es un fenómeno habitual y muy estudiado por los expertos en la lucha antiterrorista pero es que, además, Es Satty no sólo se relacionó con gran fluidez con la comunidad musulmana del centro, sino que estableció una estrecha relación con un individuo investigado como cómplice en los atentados del 11-M, como se ha publicado.

Pese a todo ello, la orden de expulsión fue revocada, los derechos internacionales de Es Satty fueron salvaguardados y el posteriormente clérigo de Ripoll pudo localizar sin ser vigilado la vivienda de Alcanar (Tarragona), cerca de la cárcel en la que él mismo estuvo internado, y que fue utilizada por la célula para preparar las bombas con que pretendían provocar centenares de muertos en Barcelona, según van logrando establecer los investigadores policiales.

La manipulación del peligroso explosivo, conocido en la jerga de Daesh como Madre de Satán, provocó la deflagración en la vivienda el pasado miércoles, horas antes de los atentados, y ayer los Mossos d'Esquadra certificaron por boca de su mayor, Josep Lluís Trapero, que el cuerpo del imam de Ripoll yace bajo las ruinas del inmueble, junto al centenar largo de bombonas de butano halladas en el lugar, que los terroristas estaban recolectando para provocar el mayor número posible de víctimas en Barcelona.

La policía autonómica catalana llevaba días sospechando que Es Satty no estaba huido, sino bajo los escombros de Alcanar, y otro dato apuntalaba en este sentido las sospechas de los investigadores: el hecho de que el coche utilizado habitualmente por el clérigo de Ripoll había aparecido aparcado a sólo 15 kilómetros de distancia del chalet de Alcanar, en la localidad tarraconense de Sant Carles de la Ràpita.

El clérigo murió en Alcanar

Ficha policial.

Abdelbaki es Satty nació en Marruecos el 1 de enero de 1973, según los datos de que dispone la Policía. Hijo de Fátima y Mohamed, llegó a España por primera vez en el año 2002, según los archivos policiales a los que ha tenido acceso este diario. Su primer ingreso en prisión se produjo, también en el centro penitenciario de Castellón I, el 3 de enero de 2010. El segundo, para cumplir condena por tráfico de drogas, tuvo lugar el 5 de enero de 2012.

Explosión.

Las sospechas policiales se confirmaron ayer. Es Satty murió en la explosión de Alcanar, que un día antes de los atentados de Barcelona y Cambrils dio al traste con la intención de los yihadistas de provocar varias grandes explosiones en Barcelona, y les obligó a utilizar la mucho más rudimentaria manera de ataque con los vehículos y las armas blancas. Es Satty y sus compinches intentaban conseguir peróxido de acetona sintetizando varios productos comprados en droguerías para utilizarlo como explosivo.

Enviar notícia per correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir aquesta notícia
Donar-me d'alta Donar-me de baixa

Blocs

PxC a Youtube