Català - Castellà
explica'ns
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
segueix-nos

Observatori de l' Islam

elmundo.es, 20/01/2018; La ultraderecha holandesa y belga protestan en Rotterdam contra el islam

elmundo.es, 20/01/2018; La ultraderecha holandesa y belga protestan en Rotterdam contra el islam

22/01/2018

"¡Bienvenidos todos! Este es nuestro país. Esto no es ni Marruecos, ni Turquía ni Arabia Saudí". Con esta lección de geografía ha empezado el líder de la ultraderecha holandesa Geert Wilders su manifestación "contra la islamización".

http://www.elmundo.es/internacional/2018/01/20/5a6358c722601d28538b461f.html

IMANE RACHIDI Cientos de personas procedentes de Bélgica y Holanda se han congregado en Rotterdam, una ciudad cuyo alcalde es uno de los musulmanes más populares del país.

La protesta la han liderado Wilders y su homólogo flamenco, el belga Filip Dewinter. Juntos tienen planeado un extenso programa de protestas este año contra el islam en diferentes ciudades de sus respectivos países, en una campaña a la que también convocan a todos su seguidores a manifestarse contra la presencia de musulmanes en Europa.

Los seguidores de los partidos ultraderechistas flamenco VB y el holandés PVV se han manifestado en sus propias palabras contra el Gobierno liberal de Mark Rutte, al que consideran que ha abierto las fronteras al radicalismo, y contra la supuesta discriminación de los holandeses "provocada" por la islamización del país y la acogida de refugiados procedentes de Oriente Medio y África.

El PVV participa en las elecciones municipales del próximo marzo y uno de sus objetivos es la alcaldía de Rotterdam. Entre otros, compite tanto contra el laborista PvdA como contra Leefbaar, uno de los partidos derechistas más grandes en la ciudad y que tuvo como líder a Pim Fortuyn, político asesinado en 2002 por un joven holandés, ecologista radical.

"Rotterdam se merece un nuevo alcalde holandés. Elegido en una votación local con sólo candidatos de nacionalidad holandesa", escribió Wilders en su Twitter, una hora antes del comienzo de la protesta. Después, aplaudió a las masas que acudieron a su marcha y añadió: "¡Vamos a recuperar otra vez los Países Bajos! ¡Este es nuestro país!". Marchó con ellos unos metros y después desapareció junto a sus guardaespaldas.

Ambos políticos, Wilders y Dewinter, intentaron llevar a cabo una marcha parecida, bautizada como "el safari del islam", en el municipio belga de Molenbeek el pasado noviembre. Sin embargo, la alcaldesa se lo prohibió y les amenazó con utilizar a la policía si es necesario para evitar que entren en el municipio. Esa visita era "provocativa y demasiado peligrosa", dijo la funcionaria.

El alcalde de Rotterdam se ha declarado "salafista"

El alcalde de Rotterdam dijo en un programa de radio el pasado diciembre que todos los musulmanes son "un poco salafistas" y que él mismo podría ser visto como un "yihadista". Después, aclaró, que se estaba refiriendo a la definición más amplia de este término que significa "lucha diaria" por mejorar.

"Soy yihadista. Me levanto todos los días a las 7 de la mañana para hacer algo por Rotterdam y Holanda. Esa es la yihad en su forma más pura", afirmó el alcalde holandés, de origen marroquí y musulmán practicante, aunque siempre ha sido reacio a hablar sobre su fe en público. Por ello, estas palabras provocaron más críticas de lo esperado.

El salafismo se considera una tendencia conservadora dentro del islam suní, pero se asocia más con la violencia extremista. Por eso, Aboutaleb intentó justificar lo que dijo y añadió que siendo salafista intenta "vivir de la misma manera piadosa" que lo hizo el profeta Mahoma y que eso nada tiene que ver con la línea radical del islam.

Sin embargo, el alcalde de Rotterdam, una de las ciudades más importantes de los Países Bajos y con el segundo puerto más frecuentado de Europa, es un hombre conocido precisamente por su línea dura contra los extremistas religiosos y es bastante criticado por los líderes religiosos holandeses, que le consideran un infiel.

En 2015, y a pesar de la línea más políticamente correcta de su partido, el laborista PvdA, Aboutaleb instó a "terminar con el ISIS" en Oriente Medio y afirmó que los ciudadanos holandeses que han decidido viajar a Siria a unirse a las milicias islámicas "deberían tener prohibido regresar" a los Países Bajos.

"Quiero asegurarme de que aquellos que están considerando ir a Siria sepan exactamente lo que está en riesgo. Si crees que esta sociedad es depravada, entonces vete, pero no hay camino de regreso. Entrega tu pasaporte y arriésgate a ser bombardeado", advirtió a sus compatriotas, en una entrevista con el diario holandés AD.

Enviar notícia per correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir aquesta notícia
Donar-me d'alta Donar-me de baixa

Blocs

PxC a Youtube