Catalán - Castellano
cuéntanos
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
síguenos

Observatorio del Islam

lavanguardia.com, 28/08/2017; Los menores y las mujeres, en el foco del radicalismo yihadista en España

lavanguardia.com, 28/08/2017; Los menores y las mujeres, en el foco del radicalismo yihadista en España

13/12/2017

La Audiencia Nacional advierte del incremento de radicalización en prisiones, centros de menores y miembros de las Fuerzas Armadas

http://www.lavanguardia.com/politica/20170828/43884744688/mujeres-menores-radicalismo-yihadista.html

LUIS B. GARCÍA Son varios los informes que advierten del incremento en la presencia de mujeres y menores de edad entre los perfiles de los potenciales terroristas yihadistas que podrían atentar en España. “Las investigaciones policiales y judiciales que se siguen en nuestro país (...) se centran en las actividades de captación y adoctrinamiento de personas muy jóvenes, incluso niñas menores de edad, para su envío a Siria e integrarse en el Estado Islámico”, advierte la memoria de delitos de la Audiencia Nacional del año 2016. Pero no es el único texto que lo pone de manifiesto, también lo hace el balance del terrorismo en España en 2016 del Centro Memorial de las Víctimas, presentado en junio de este año y que sitúa en 13 los casos de menores que intentan ser yihadistas en nuestro país.

El 31 de marzo de 2015 se llevó a cabo la operación Tebas, en la que resultaron detenidas cuatro personas, dos de ellas menores de edad, que tenían intención de desplazarse de manera inmediata a las zonas de conflicto sirio-iraquí. En los pasados atentados de Barcelona, los miembros de la célula eran escandalosamente jóvenes, al menos tres de ellos, Houssaine Abouyaaqoub, Moussa Oukabir, y Omar Hichamy, aún menores, pero todos tenían entre 17 y 34 años. Todos eran varones porque la labor de las mujeres, por lo general, se reserva más a la captación y la difusión y no tanto a la comisión de atentados.

En los pasados atentados de Barcelona, los miembros de la célula eran escandalosamente jóvenes, al menos tres de ellos, Houssaine Abouyaaqoub, Moussa Oukabir, y Omar Hichamy, aún menores, pero todos tenían entre 17 y 34 años

La situación ha cambiado con respecto a hace 10 años. De un solo caso de mujer enjuiciada entre 2003 y 2008 en relación con terrorismo yihadista, los juzgados tenían en 2016 un total de 13 casos de menores por esta causa, la mayoría de ellos pendiente de juicio. Además, las mujeres están reforzando su papel, tal y como quedó de manifiesto en unas recientes jornadas del Real Instituto El Cano con la presencia de expertos funcionarios dedicados a la lucha antiterrorista.

De los 208 individuos con nacionalidad española y/o residencia en España que han decidido trasladarse al califato desde 2013, un 10% (21) son de sexo femenino. Pero además, otras 23 mujeres han sido detenidas y puestas a disposición judicial de la Audiencia Nacional dentro del territorio nacional por su implicación en actividades terroristas relacionas con Estado Islámico. Esto contrasta con el hecho de que hasta 2014 ninguna mujer hubiese sido procesada en nuestro país por actividades relacionadas con el terrorismo yihadista.

De los 208 individuos con nacionalidad española y/o residencia en España que han decidido trasladarse al califato desde 2013, un 10% (21) son de sexo femenino

Según el informe de la Audiencia Nacional, “se ha detectado un incremento de los procesos de radicalización en las prisiones, en los centros de menores”, e incluso “entre los miembros de las Fuerzas Armadas, principalmente en Ceuta y Melilla”. El hecho de que Internet y las redes sociales sean el vehículo de radicalización más eficaz afianza la evidencia de que las mujeres están cobrando cada vez más protagonismo en este proceso de radicalización en España, y es que las mujeres captadas por Estado Islámico hacen sobre todo labores de captación y envío a zonas de combate del Estado Islámico.

La nueva estrategia del Daesh asociada al fenómeno ‘homegrown’ o terroristas autónomos, facilita la incorporación de mujeres y menores a la causa y sitúa como objetivos principales “los soldados, tropas, policías, miembros de inteligencia y sus agentes”, con independencia del lugar o el método a utilizar. Pero se mantiene internet como principal mecanismo de difusión aunque el emisor puede estar en cualquier lugar.

Madrid, Barcelona y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla son aquellas en las que han residido el mayor número de combatientes terroristas extranjeros detectados

En todo caso, el informe de delitos de la Audiencia constata que Madrid, Barcelona y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla son aquellas en las que han residido el mayor número de combatientes terroristas extranjeros detectados en las actividades de investigación.

La primera operación antiterrorista en España que condujo a la detención y posterior procesamiento de mujeres se produjo en Ceuta en agosto de 2014, cuando dos jóvenes de 14 y 19 años fueron interceptadas por agentes de la Policía Nacional. Era la primera fase de la operación Kibera. Las dos mujeres trataban de cruzar la frontera hacia Marruecos, para desplazarse hasta Irak, e integrarse en las filas del Estado Islámico. La vía de captación de ambas fue a través de las redes sociales, principalmente en la red social virtual Facebook, así como de la aplicación de la plataforma de comunicaciones WhatsApp.

En 2015 se detuvo a dos mujeres, una de las cuales era la administradora de tres grupos de WhatsApp con 117 usuarias en el que únicamente se admitían mujeres

En diciembre de ese año se detuvieron a 6 personas más en el marco de esa operación, pero también ha habido otros casos significativos, como el de octubre de 2015. En la llamada operación Vértice fueron detenidas 10 personas, cuatro en España y 6 en Marruecos, pero se centraba en tres personas, dos de ellas mujeres, que “efectuaban una importante labor de captación”. Dichas mujeres eran usuarias de varios perfiles de Facebook y WhatsApp, mediante los que llevaban a cabo sus tareas de captación dentro de la red. De hecho, una de ellas era la administradora de tres grupos de WhatsApp con 117 usuarios en total que eran utilizados a tal fin, y en el que únicamente se admitían mujeres.

Ese mismo año, la operación Chacal que se llevó a cabo en Ceuta se centraba precisamente en la desarticulación de una red de reclutamiento y adoctrinamiento de jóvenes en la Barriada del Príncipe. En total hubo 6 detenidos que supuestos terroristas que compartían perfiles de Facebook, intercambiaban tarjetas telefónicas.

Enviar noticia por correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir esta noticia
Darme de alta Darme de baja
PxC a Youtube