Catalán - Castellano
cuéntanos
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
síguenos

Observatorio del Islam

elmundo.es, 12/02/2018; Al Bagdadi está vivo aunque tan malherido que

elmundo.es, 12/02/2018; Al Bagdadi está vivo aunque tan malherido que "no puede caminar sin ayuda", según la Inteligencia iraquí

13/02/2018

¿Dónde está Al Bagdadi? El director de Contraterrorismo de Irak declara que el líder del Estado Islámico está en un hospital de campaña en la frontera entre Siria e Irak

http://www.elmundo.es/internacional/2018/02/12/5a81bb2622601d8d368b45d2.html

FRANCISCO CARRIÓN | EL CAIRO Abu Bakr al Bagdadi, el otrora rostro del extinto califato, está vivo aunque tan malherido que "es incapaz de caminar sin ayuda". Así lo ha declarado este lunes un alto cargo de la seguridad iraquí tras meses de silencio sobre el paradero del líder del autodenominado Estado Islámico, una organización que llegó a ocupar vastas zonas de Siria e Irak y se ha reconciliado ahora con las tácticas de la insurgencia.

"Disponemos de información y documentos contrastados procedentes de fuentes internas de la organización terrorista que indican que Al Bagdadi se halla aún con vida y escondido en la región de Al Yazira", ha detallado Abu Ali al Basri, director general de la oficina de Inteligencia y Contraterrorismo del Ministerio de Interior iraquí en declaraciones al rotativo local 'As Sabah'. Según sus pesquisas, el máximo responsable del grupo se encuentra en un hospital de campaña en una zona desértica y fronteriza entre Siria e Irak.

Concretamente, Al Bagdadi -según Al Basri- habría hallado refugio en el lado sirio, en la provincia de Deir Ezzor. Su estado físico y psicológico, no obstante, es muy frágil. "Padece de diabetes y tiene heridas y fracturas por todo el cuerpo y en las piernas que le impiden caminar sin ayuda", relata el funcionario. Las lesiones serían consecuencia de sendos bombardeos acaecidos en 2015 y el pasado mayo a los que había sobrevivido con serios achaques. El autoproclamado califa habría ingresado recientemente en un hospital de campaña en Al Yazira.

En el valle del Éufrates

El pasado septiembre un alto mando militar estadounidense situó a Al Bagdadi en el valle del Éufrates, una región que se extiende desde la ciudad siria de Deir Ezzor hasta la población iraquí de Rawa. Tras la pérdida de Mosul y Tal Afar en Irak y Raqqa en Siria, las huestes del califato convirtieron esta zona fronteriza en su nuevo feudo, bautizado como "Wilayat al Furat" (Provincia del Éufrates, en árabe).

En junio, el ministerio de Defensa ruso anunció la probable muerte de Al Bagdadi, de 46 años, en un ataque aéreo lanzado el 28 de mayo al sur de la ciudad de Raqqa, la otrora capital del califato. Ni las autoridades estadounidenses ni las iraquíes confirmaron entonces su sepelio, ampliando el misterio que rodea el paradero del hombre que se autoproclamó "emir al Muminín" (caudillo de los creyentes) e instó a los musulmanes de todo el mundo a seguir sus pasos y jurarle lealtad.

Su primera y última aparición pública está fechada el 4 de julio de 2014, durante un sermón en la hoy destruida Gran Mezquita Al Nuri de Mosul. Desde entonces han sido contados sus mensajes sonoros. Sú última locución, en cambio, data del pasado septiembre, cuando en un discurso sonoro de 46 minutos, instó a sus acólitos a llevar a cabo ataques en Occidente.

Recompensa por su cabeza

El Departamento de Estado estadounidense ha ido aumentando la cuantía de la recompensa destinada a quien pueda proporcionar información precisa acerca de su ubicación, desde los 10 millones de dólares -fijados en 2011, meses después de haber heredado Al Qaeda en Irak- hasta los 25 millones actuales, en vigor desde 2016.

La semana pasada se hizo público un listado de personas buscadas por terrorismo elaborado por las autoridades iraquíes que incluye a Ibrahim Awad Ibrahim al Badri -la verdadera identidad que se oculta bajo el nombre de guerra de Al Bagdadi- junto a otra docena de ciudadanos de nacionalidades iraquí, saudí, jordana, yemení y qatarí. Fuentes de Inteligencia iraquíes sostienen que su delicado estado de salud le ha obligado a renunciar al control diario de una organización que ha perdido la mayor parte del territorio que llegó a ocupar y se halla presente en zonas remotas y desérticas de Siria e Irak.

Conscientes de su posible pérdida, la sucesión de Al Bagdadi está ya trazada. "Los yihadistas y partidarios del IS a los que he preguntado están convencidos de que el consejo de la shura [el órgano del IS donde se dirimen los asuntos militares y religiosos] designará con celeridad a un nuevo califa", indicó el pasado año a EL MUNDO.es el analista Amarnath Amarasingam. "Otra cuestión es si serán capaces de encontrar a alguien que cumplan los requisitos teológicos de un califa. Lo que resulta seguro es que hallarán un reemplazo y seguirán adelante".

Enviar noticia por correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir esta noticia
Darme de alta Darme de baja
PxC a Youtube