Català - Castellà
explica'ns
93 119 03 33
PxC Youtube PxC Twitter PxC Facebook
segueix-nos

Observatori de l' Islam

gaceta.es, 13/12/2017; La Policía no descarta que yihadistas accedan a las 1.843 bombonas robadas

gaceta.es, 13/12/2017; La Policía no descarta que yihadistas accedan a las 1.843 bombonas robadas

15/12/2017

La investigación se centra en localizar el punto de venta de las bombonas robadas para que no puedan ser compradas por yihadistas

https://gaceta.es/espana/la-policia-no-descarta-yihadistas-accedan-las-1-843-bombonas-robadas-20171213-0645/

JUAN E.PFLÜGER | ESPAÑA Pese a la nota de prensa hecha pública por el Ministerio del Interior, la Policía Nacional sigue la pista de las bombonas robadas el pasado viernes en Madrid que podrían acabar en manos de yihadistas. Si bien los miembros de la Brigada de Investigación Provincial de la Policía Nacional, encargada de la investigación, considera que el robo del camión con 1.193 bombonas de propano y 650 de butano, así como de 52 jaulas para dinero en efectivo se debe a la delincuencia común, un porcentaje de ellas podría acabar en manos terroristas.

Este tipo de robos es frecuente en momentos de frío intenso como el que vivimos. De hecho, la Policía Nacional tiene fichados a varios grupos de delincuencia organizada que se dedican a este tipo de sustracciones porque las bombonas son fáciles de vender rápido a un precio bajo que suele ser la mitad de su precio de mercado.

Fuentes policiales han asegurado a La Gaceta que “casi dos mil bombonas vendidas a seis o siete euros suponen más de seis mil euros para estos grupos que pueden obtener esta cantidad en 24 o 48 horas”. Cuando hay épocas de mucho frío, en lugares como la Cañada Real Galiana, donde no hay otra fuente de calor que ésta, es un botín codiciado, aseguran los agentes consultados.

También aseguran que en temporadas de olas de frío como las que vivimos, estos robos son frecuentes. El peligro que valora la Brigada de Investigación Provincial es que una parte de estas bombonas sea comprada por islamistas vinculados al terrorismo en las barriadas en las que suelen venderse estas mercancías.

El principal foco de investigación se centra en la Cañada Real, donde la Policía considera que hay un foco activo de islamistas radicalizados. Lo importante, según las fuentes consultadas, es tanto detener a los delincuentes que han robado las bombonas, como evitar que caigan en manos de terroristas sin que se pueda controlar el uso que hacen de ellas.

Así consiguen los terroristas las bombonas

Las fuentes policiales consultadas por este diario aseguran que el “mercado negro” es la forma más segura que tienen los terroristas de hacerse con bombonas. Solamente tienen tres posibilidades de acceder a ellas: haciendo un contrato con las compañías distribuidoras, robando ellos mismos las bombonas en gasolineras y lugares poco vigilados o a particulares, y comprándolas en el mercado negro.

Las dos primeras formas de hacerse con las bombonas añaden un riesgo para los terroristas. Si las consiguen haciendo un contrato con las compañías suministradoras, queda un registro de quién las ha comprado y facilita la actuación policial. Si ellos mismos proceden al robo, sea en un centro de suministro o en un domicilio particular, corren el riesgo de ser detenidos en una investigación previa a la del posible atentado que puedan cometer.

Sin embargo, si compran el material robado por otros, la actuación policial queda dificultada al no ser ellos los responsables de ese primer delito cometido. Por eso, los agentes de la Brigada de Investigación Provincial están intentando localizar el punto de venta y los compradores de la mercancía robada para evitar que las bombonas puedan acabar en manos de una célula terrorista.

Enviar notícia per correo





  • Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • Tuenti
  • Email
Compartir aquesta notícia
Donar-me d'alta Donar-me de baixa
PxC a Youtube